Hello habitantes de este bello universo

¡Buenos días San Luis, buenas noches Tokio!

Bueno en realidad son como las 7 de la noche porque llevo tres horas pensando como iniciar nuevamente a escribir, y es que como dijo mi tío el Julión, mientras viva yo no quito el dedo del renglón para su buena suerte, amonooos recio.

So, como pueden o no (seremos positivos y pensaremos que sí) haberlo notado anuncie mi retorno oficial a este su blog favorito en Julio o Junio, quizá Abril? Who knows, right? pero inmediatamente después me di cuenta que en realidad no tenía muchas ideas para escribir, spoiler alert: aún no las tengo.

Pero lo que sí tengo son nuevas ideas para emprender, so come and join me in this journey, no les garantizo mucho pero al menos si unas buenas risas. 

¿Alguna vez han estado en ese punto en el que no saben como transformar todas esas ideas que traen en su cabecita soñadora a algo tangible y real? Es algo así similar a cuando ves los stories de tu crush y se ve tan irrealmente espectacular y consideras enviarle un fueguito (que en terminos millenials es básicamente declararle tu amor, o algo parecibo) pero al final no te animas. Miedo al éxito le decimos en mi rancho. 

Thing is que cuando ya has experimentado lo que es emprender algo y sabes que tan de la patada se puede poner, es complicado dejar de lado el miedo al éxito y enviarle ese fueguito a la vida. 

Me sentí exactamente así durante mucho tiempo, y entre el miedo al éxito, la comodidad de un trabajo casi godín y ya saben, una pandemia mundial, pues se pasó el tiempo pero por fin comienzo a ver la luz. Buckle up que aquí vamos de nuevo a esta montaña rusa cómo de qué no. 

Obviamente este es un viaje diferente para cada persona, así es la vida en general, diferente; sin embargo ya saben que lo mío es el resumen ejecutivo así que les dejo los pasos que a mi me funcionaron para salir del estancamiento espiritual emprendedor: 

  1. Apégate a una idea que realmente te guste –¿Fácil, no? realmente no, y es que como ya había escrito en mi vida anterior, la idea del millón de dólares no te va a llegar por arte de magía, así no funciona esto mijito. Tal y como dijo mi tío Carlos R.Z.  “El destino esta a la vuelta de la esquina, pero no hace visitas a domicilio.” No te vas a despertar un día con una idea perfecta, por lo que mi recomendación es estar alerta a las oportunidades, las oportunidades son exactamente como el destino, siempre están a la vuelta de la esquina. Más importante aún, asegurate que esa oportunidad sea algo que te late así como cuando ves la story de tu crush, de otra forma ya sabemos cómo termina esto. 
  2. Tantéale el agua – Así es criaturas, esta vez lo haremos por la vía legal e informada. No es que la vez anterior no se haya hecho así pero digamos que nos dejamos llevar más por la intuición que por lo que tus potenciales clientes te dicen casi a gritos, a veces literal a gritos. Así que mi step 2 después de la idea definitivamente es aplicar un poco de la teoría enfocada en conocer a mi mercado. No, no tienen que encontrar el hilo negro aquí, para su ventaja y la mía ya hay miles de recursos que te ayudan a entender a tu mercado, tantearlo qué quiere, qué le interesa, básicamente lo mismo que una buena stalkeadita al crush. Si no eres tan buen stalker o no conoces tantas herramientas pa’ eso estamos aquí. Mis habilidades de stalkeo son tan buenas que el FBI se está viendo lento en no adherirme a sus fuerzas, ¿tú también? 
  3. Lose the fear & go on, bitch! – Por último y quizá lo más importante, no dejes que el miedo te detenga a volver a iniciar. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Que no funcione y listo, siguiente idea, siguiente crush, siguiente lo que sea. La cuestión que creo que pocas veces se habla de emprender es la ridícula cantidad de presión social por ser exitoso, sí, tener un negocio exitoso es lo ideal, yo considero que al final es deseado pero no obligatorio. Pero en fin, es un tema díficil, que me gustaría dejar para un post más detallado. El punto es que, el miedo es el óbstaculo más grande a enfrentar, siempre va a estar ahí, nunca dejamos de sentirlo, hay que aprender a vivir con él como tu mejor amigo, feel the fear & do it anyway. Recuerda que siempre puedes volver a empezar…

Lo bueno que no tenía mucho que escribir… en resumen: aquí vamos listos para un nuevo comienzo, un súper posible nuevo negocio (o varios, changuitos) y muchísimas aventuras, de esas que yo se les gustan. 

Gracias especiales a todos los que siempre me preguntan cuándo vuelve el blog (ustedes saben quién son) y a todos los que llegaron hasta aquí, por primera vez o nuevamente. Stay tunned to find out qué sigue. 

Ya saben kids, intenten no morir en el intento de emprender o rómpanla haciéndolo.  

Hasta nunki 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *